Nuestro monasterio y nuestro pueblo, en la Diócesis de Urgell (provincia de Lleida)

“El verdadero monje es quien, huyendo del ruido de las ciudades, se retira al campo, a rezar solo con Cristo al Padre” (San Jerónimo).