La vida monástica actualmente: ser monja jerónima contemplativa

¿Quieres saber un poco más?

Escucha este audio de un curso de formación para monjas jerónimas jóvenes, con estas reflexiones de la Madre Mª Trinidad Cabrero.

“Clarito, clarito; palo, palo”, dijeron algunas al escucharlo.

Tómate tiempo, disfruta de estas palabras, porque tras la descripción de una realidad que parece perder vida se encuentra la verdadera “solución”, la verdadera VIDA: el diálogo con Aquél que es la vida, con Dios, puesto que la finalidad de la vida contemplativa, como nos recuerda la reciente Constitución Apostólica del Papa Francisco, es VULTUM DEI QUARERE, BUSCAR EL ROSTRO DE DIOS.

¿Te animas a seguir escuchando?

(enlace al final de la entrada)

“Parece como que la vida religiosa tiene serias dificultades hoy en día. Decimos que si es el ambiente, el entorno,… Pero en el fondo las dificultades de la vida religiosa que hay hoy en día no proviene de que no tengamos ideas para vivir nuestra vida ni de que nos abandone la salud, o las comunidades se van haciendo mayores…

En el fondo, el drama de verdad de la vida religiosa, aunque nos parezca muy duro, es que hemos situado como una parcela más de nuestra vida el diálogo con la trascendencia; es decir, no tenemos tiempo de algunas cosas; quizás, tampoco tenemos tiempo a veces de rezar.

O rezamos el rosario y vamos al oficio divino. Pero ese diálogo íntimo con Dios, a veces, lo tenemos demasiado aparcado, porque nos ocupan muchas más cosas”.

Y a pesar de todo, tenemos que tener muy claro que la responsabilidad primera de nuestra vida es ser personas de Dios, ser personas de Dios”.

Escucha toda la ponencia en: http://www.ivoox.com/12350947

¿Tienes preguntas? Ponte en contacto con nosotras.